Divorcio notarial

Divorcio notarial

Divorcio notarial notarioEl divorcio ante notario aún no está en vigor. Parece ser que aún se debe esperar alrededor de un año para que sea efectivo. No será hasta después de la tramitación parlamentaria de la Ley de Jurisdicción voluntaria, cuando, de forma definitiva, conozcamos los detalles.  Más aún, será la práctica la que nos dirá sus ventajas, inconvenientes y la mejor forma de proceder.

Algunos aspectos ya está claros. El divorcio notarial se reserva para divorcios de mutuo acuerdo y  sin hijos menores. Por tanto, en aquellos casos con menores, aún cuando exista acuerdo, el trámite seguirá siendo el mismo (el del artículo 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).  Otro asunto en el que parece que no hay discusión es acerca de que seguirá siendo posible divorciarse de mutuo acuerdo en el Juzgado en cualquier tipo de asunto, es decir, el divorcio notarial será opcional.

En cambio otros muchos aspectos no están tan claros.

 

¿Es necesaria la intervención de abogado en el divorcio ante notario?

Aún no se conoce si será necesaria la intervención de abogado. El ministro Ruiz Gallardón garantizó hace unos meses el papel de los abogados en todos los divorcios. Parece lógica  la participación de letrados en este tipo de procedimientos en orden a contribuir al acuerdo, asesorar y redactar el Convenio regulador (o el documento que le sustituya y donde se plasmen los pactos de las partes) . En caso contrario el divorcio notarial sería un divorcio con menos garantías jurídicas.  Tampoco parece muy realista que los notarios, o sus oficiales, reciban a los cónyuges, medien entre ellos, asesoren, redacten los acuerdos y vuelvan a redactarlos hasta que sean conformes a los intereses de cada matrimonio, así como presten un servicio a posteriori sobre las diferentes dudas que puedan surgir. La intervención de abogado no debería suponer un aumento importante en el coste. Hay que tener en cuenta que, en la actualidad, este tipo de divorcios se están tramitando por menos de 400 euros, y que ya no sería necesario procurador y el procedimiento notarial, en teoría, sería más rápido y sencillo.

Otra duda que cabe plantarse es si serán los propios cónyuges quienes se encargarán de la inscripción de las actas de divorcio en el registro civil correspondiente, con los inconvenientes que supondría que dicha inscripción no se realice. La participación de abogado en el divorcio puede contribuir a un servicio integral de asesoramiento, divorcio y posterior inscripción.

Tampoco se conoce su coste. Se habla de 95 euros para la celebración de matrimonios, pero aún no se ha especificado el precio para divorcios.

En definitiva, aún no se conoce el detalle, pero parece que la mayoría de incertidumbres y desventajas que genera el divorcio ante notario se solucionaría con la intervención obligatoria de abogado.

 

En definitiva, falta mucho por conocer, pero algo que parece claro es que la mayoría de incertidumbres que genera se apliarían con la intervención de abogado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Compártelo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.