Divorcio contencioso

Divorcio contencioso

Divorcio contencioso

El divorcio contencioso es aquel en el que no existe acuerdo de los cónyuges. Puede que las discrepancias sean debidas a que un cónyuge quiere proceder a divorciarse y el otro no, o también a que, si bien existe consenso en cuanto a divorciarse, no lo hay en cuanto a las medidas concretas, tales como la custodia de los hijos, régimen de visitas, pensión alimenticiapensión compensatoria, uso de la vivienda conyugal o reparto del patrimonio común, entre otras. Hay que tener en cuenta que, aún cuando uno de los cónyuges no desee divorciarse, es suficiente la petición de uno de ellos para que se decrete la disolución del matrimonio por divorcio, sin necesidad de explicar el motivo. Sin embargo, el procedimiento es diferente si hay acuerdo o no.

Cuando no existe acuerdo uno de los cónyuges solicita el divorcio sin el consentimiento a través de la presentación de una demanda de divorcio contencioso, con abogado y procurador. En la misma se reflejarán las pretensiones del que presenta la demanda. La demanda de divorcio contencioso será comunicada por el Juzgado competente al otro cónyuge, que debe contestarla, con su propio abogado y procurador, en el plazo de 20 días. Será el Juez tras el oportuno procedimiento, que incluye una vista, el que dictará sentencia, declarando el divorcio.Divorcio contencioso

El divorcio es un procedimiento en el que es obligatoria la participación de abogado y procurador y, además, en el contencioso, como decimos, cada uno debe tener uno diferente, lo que incrementa los costes.cordará las medidas más oportunas para el caso concreto. El detalle del procedimiento se recoge en los artículos 748 y ss. de la Ley de Enjuciamiento Civil.

Diferencias entre divorcio de mutuo acuerdo y divorcio contencioso

El divorcio contencioso se diferencia del divorcio de mutuo acuerdo (también llamado divorcio express), pues en este segundo ambos esposos, están de acuerdo en divorciarse y en la forma en qué lo hacen, para lo cual se redacta un convenio regulador en el que se reflejan los acuerdos.

Ventajas e inconvenientes del divorcio contencioso

La única ventaja del divorcio contencioso es que no es necesario el acuerdo y la colaboración del otro cónyuge. Por lo demás, el divorcio sin acuerdo es un procedimiento más lento (entre seis meses y un año), y menos económico que el divorcio con acuerdo.

Asesórate gratuitamente sin compromiso