Los papeles del divorcio

Papeles y documentación necesaria para el divorcio

Convenio reguladorHe firmado los papeles del divorcio“. Todos hemos escuchado a algún personaje famoso, o alguien cercano,  pronunciar esta frase, queriendo referirse a que ha tomado la decisión definitiva de divorciarse. Pero, ¿qué son “los papeles del divorcio”? ¿cómo se firman? ¿son realmente definitivos?

¿Qué son “los papeles del divorcio”?

Normalmente, cuando se habla de “los papeles del divorcio”, se está aludiendo a un documento que jurídicamente recibe el nombre de convenio regulador. El mismo es redactado por un abogado, y en él se incluyen todos los acuerdos relativos a las relaciones de los cónyuges tras el divorcio, tales como la custodia de los hijos, el régimen de visitas, las pensiones, el uso de la vivienda, el reparto de patrimonio o cualquier otro relevante que tenga relación con el procedimiento. Este documento es fundamental en un divorcio de mutuo acuerdo, pues constituye la propuesta que se hace al Juzgado por parte de los esposos. Será el Juez, en último término, quien debe aprobarla.

¿Hay marcha atrás tras su firma?

Sin embargo, para obtener el divorcio no es suficiente con la firma del convenio regulador. Esto es así porque, tras la presentación por parte del abogado y procurador de la petición del divorcio  en el Juzgado, se marca un día por parte del mismo. Este día ambos cónyuges deben acudir al Juzgado para  ratificarse, tanto en su solicitud de divorcio (o de separación) como en el contenido del convenio regulador. Si uno de ellos no acude a este acto, el Juzgado no dictará sentencia de divorcio, sino que archivará el caso.

Por tanto, nuestro personaje famoso – o cualquier otro ciudadano- aunque haya firmado “los papeles del divorcio”, aún puede retractarse de su decisión de divorciarse, tan solo con no acudir a ratificarse.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre los papeles del divorcio. Quedamos a tu disposición para informarte sobre tu caso concreto.

Cómo empezar el divorcio

Si hay acuerdo de ambos esposos, solo tienes que contactar con nosotros y te mandamos el formulario que debes rellenar para iniciar el divorcio.

Contactar

 

Pensión alimenticia a los hijos en un divorcio

Pensión alimenticia. Qué son alimentos

Se entiende por alimentos todo aquello que es indispensable para el sustento, habitación, ropa y asistencia médica. Los alimentos comprenden también la educación del hijo mientras sea menor de edad, e incluso después si no ha terminado su formación por causa que no le sea imputable.

En un divorcio, la pensión alimenticia o pensión de alimentos será la cantidad pactada o estipulada judicialmente con la que debe contribuir el progenitos que no tenga la custodia para cubir los gastos antes expresados.

Cuantía de la pensión a los hijos

No existe ninguna normativa que refleje como debe hacerse el cálculo de la pensión alimenticia. La cantidad económica para la pensión de alimentos alimentos debe fijarse de forma proporcional a las posibilidades económicas de quien debe pagarla y a las necesidades de los hijos.

Es importante que se indique claramente la cantidad que corresponde a cada hijo, y no una total para todos los menores. Esto es así porque incluso la cantidad puede ser diferente para cada uno de ellos, pues cada uno puede tener diferentes necesidades. También puede acordarse que, junto a la cantidad para alimentos, en general, uno de los progenitores se hará cargo de determinados gastos, tales como el colegio o las actividades extraescolares.

No se permite la renuncia a percibir alimentos, por lo que es obligatorio que se refleje en el convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo o en la sentencia de divorcio contencioso.

Es recomendable que se recoja en el convenio cómo y cuando va a pagarse, por ejemplo: dentro de los siete primeros días de cada mes, en determinada cuenta corriente, en efectivo, etc. Además puede concretarse que en los meses que esté en compañía del otro progenitor, por ejemplo durante un mes de verano,  no se hará el pago.

Asimismo debe indicarse como debe producirse la actualización de la pensión de alimentos. Normalmente se hará en base al aumento del Índice de Precios al Consumo que publique anualmente el Instituto Nacional de Estadística.

¿Puede modificarse la pensión alimenticia?

La cantidad marcada para alimentos, podrá someterse a un cambio, que debe llevarse por un procedimiento judicial de modificación de medidas, bien sea de mutuo acuerdo o en la vía contenciosa. De esta forma, podrá verse reducida la pensión de alimentos en función de los aumentos o disminuciones acreditados que sufran las necesidades de los hijos y la situación económica del que tenga que satisfacerlos. Por tanto, en todo momento será posible una modificación de la pensión cuando cambien de manera relevante las circunstancias concurrentes en el momento en que se acordó.

 

La pensión de alimentos en otros casos: esposa embarazada, custodia compartida

En el caso de que la esposa se encuentre embarazada del marido en el momento del divorcio es necesario establecerla pensión para dicho hijo concebido pero aún no nacido, siempre sometida, logicamente a que se de a luz.

Cuando se acuerda la custodia compartida por ambos progenitores, no es necesario pacatar pensión, pues cada cónyuge hará frente a los gastos diarios que los menores generen cuando se encuentren en su compañía, pero sí es  interesante indicar una cantidad mensual y una cuenta cuenta donde ingresarla por ambos padres para gastos que exceden los diarios.

Contacta con nosotros si necesitas cualquier tipo de ayuda o asesoramiento sobre pensiones de alimentos o cualquier otro tema jurídico.

Convenio regulador de divorcio con pensión compensatoria

Convenio regulador con pensión compensatoria

En el último post os exponíamos un modelo de convenio regulador simple, para casos sin hijos, sin bienes comunes, ni pensiones de ningún tipo. En dicho convenio tipo, en la cláusula tercera, se hablaba de la pensión compensatoria. Ahora queremos incidir en este concepto y ver diferentes posibilidades de redacción de dicha estipulación en función de cada situación.

Qué es la pensión compensatoria

El artículo 97 del Código Civil estipula que el cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio, tendrá derecho a una compensación. Esta contrapartida económica  podrá consistir en una pensión, ya sea por plazo determinado o de forma indefinida, o en una prestación única. La pensión deberá regularse en el convenio regulador, en el caso de un divorcio de mutuo acuerdo, o en la sentencia, en el caso de un divorcio contencioso.

A la hora de cuantificarla, en cuanto a su importe y plazo, habrá que estar  al acuerdo de las partes. En caso de no existir pacto al respecto o, habiéndolo, para orientarse en su cuantía y tiempo, se fijan una serie de criterios, que no son una enumeración cerrada: edad, salud, cualificación profesional y probabilidades de acceso a un empleo, dedicación pasada y futura a la familia, colaboración, con su trabajo, en las actividades económicas del otro cónyuge, duración del matrimonio y de la convivencia, pérdida eventual de un derecho de pensión, así como posibilidades y necesidades de uno y otro cónyuge.

La prestación o pensión compensatoria en el Convenio Regulador

No se pacta pensión compensatoria

En este caso puede indicarse simplemente:

No se pacta ninguna cantidad en concepto de pensión o prestación compensatoria del artículo 97 del Código Civil.

También puede añadirse:

Ambos cónyuges renuncian a reclamarse cualquier cantidad por este concepto en el futuro.

Pensión compensatoria de pago mensual

Ambos esposos pactan como pensión compensatoria la cantidad de euros en concepto de pensión compensatoria que deberá abonar nombre del cónyuge que la abona a nombre del conyuge que la recibe, durante los próximos …. meses.

Estas cantidades serán satisfechas doce meses al año, por meses adelantados e ingresada por nombre del cónyuge que la abona en los cinco primeros días de cada mes, en la cuenta que a tal efecto señale nombre del conyuge que la recibe.

Esta cantidad será actualizada en base al aumento del Índice de Precios al Consumo que publique el Instituto Nacional de Estadística. La primera actualización tendrá lugar al año de la convalidación judicial del presente convenio.

Prestación compensatoria en un pago único

Se pacta como prestación compensatoria del artículo 97 del Código Civil, la cantidad de …. euros en un pago único que se hará efectivo por nombre del cónyuge que la abonanombre del cónyuge que la recibe mediante transferencia bancaria una vez se dicte sentencia de divorcio convalidando el presente convenio regulador.

Espero que  os sirva como orientación las cláusulas anteriores, si bien lo más recomendable es que os aconsejéis por un abogado y que sea él quien realice la mejor redacción del convenio regulador con pensión compensatoria para vuestro caso concreto.

 

¿ Separación o divorcio ?

Diferencias entre separarse y divorciarse

En primer lugar, ¿es lo mismo separarse que divorciarse? No, no es igual. A veces en el lenguaje diario estos términos se usan como sinónimos. Así, es frecuente escuchar a alguien comentar “voy a separarme de mi marido”, cuando realmente lo que va a hacer es tramitar el divorcio. Legalmente son procedimientos diferentes y tienen consecuencias distintas.

¿Divorcio o separación? ¿Es mejor separarse o divorciarse?

No hay una respuesta general a esta pregunta. Logicamente dependerá de cada caso. En este post intentaré explicar las dierencias y similitudes de uno y otro, así como otros datos relevantes, para que de esta manera podáis elegir la solución que se mejor se adapte a vuestras circunstancias.

En términos generales, podemos decir que el divorcio extingue de manera definitiva el vinculo matrimonial, de forma que el matrimonio deja de existir como realidad jurídica desde que se dicta sentencia al respecto. En cambio, la separación legal es una situación intermedia: el matrimonio no se rompe de manera absoluta, pero los cónyuges pueden llevar vidas separadas e independientes.

Una diferencia fundamental entre divorciarse o separarse es que, tras el primero, podemos volver a casarnos con cualquier persona, sin embargo tras la separación no podemos contraer matrimonio hasta que el vigente no se extinga, ya sea por muerte de uno de los cónyuges o por divorcio.

En cuanto al procedimiento judicial, costes o plazos, podemos decir que tanto una opción como otra son similares. Con una diferencia, tras el divorcio no hay que hacer ningún trámite posterior, tras la separación, si queremos que el matrimonio se disuelva tendremos que iniciar un proceso de divorcio.

Hay que tener en cuenta que hasta el año 2005 era obligatorio separarse previamente y, pasado al menos un año, solicitar el divorcio. Desde dicho año podemos instar el divorcio sin pasar por una separación previa.

La realidad actual es que el procedimiento de separación matrimonial cada vez es menos frecuente, quedando como un procedimiento residual. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, más del 90% de los procedimientos de este tipo iniciados son divorcios y menos del 10% son separaciones.

Con estos datos, espero que podáis tomar una mejor decisión y, como siempre, quedo a vuestra disposición para cualquier orientación más concreta respecto a vuestro caso.